Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

De la represión policiaca y los libertarios vulgares

08/12/2012 15:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Autor: Krishna Avendaño Fuente: expresionliberal

Ante los disturbios vandálicos del primero de diciembre, a la luz de la toma de protesta de Enrique Peña Nieto como presidente de México, cuando no solo la autoridad del Distrito Federal tardó siete horas entrar en acción, sino que en el estado de caos se reportaron robos, destrucción de comercios, de alumbrado público, casetas telefónicas, secuestro de vehículos particulares y asalto a monumentos públicos, ¿cuál debe ser la actitud libertaria? No queda duda de que somos nosotros los que tenemos el deber ético y moral de condenar cualquier acto que pase por encima de la libertad de las personas y de la propiedad. Sin embargo, algo que parece tan fácil de dirimirse no encuentra solo una respuesta dentro del marco del libertarismo, debido a que son muchos los que por antonomasia descreen de la fuerza pública como legítima custodia del orden y consideran que cualquier acto ejercido por ella puede y debe ser clasificado como represión. image Ante la alteración violenta del orden publico, la represión policial se halla plenamente justificada

Imagen: epresionmx.files

Ningún Estado debe impedir el derecho a la manifestación, pero resulta conveniente cuestionarnos si en aras de tal derecho está justificado que un grupo de personas impida el libre tránsito de los demás. De ninguna manera podría defenderse el uso de la fuerza pública para impedir la manifestación en tanto esta sea absolutamente pacífica. Si se torna violenta, bajo un esquema liberal serían estos manifestantes los que deberían indemnizar a los afectados, pero no solo eso, sino que se justifica la legítima defensa desde la perspectiva del principio de la no agresión, pues el uso de la fuerza está reservado solo cuando un individuo es atacado por otro. Los manifestantes que salen a la calle con machetes y bombas molotov y que causan terror son tan criminales como el ladrón que entra a una casa, pues están transgrediendo la propiedad no solo de una sino de varias personas. Detenerlos es, por tanto, una obligación moral.

No obstante, en la perspectiva simplista del libertario vulgar y dogmático toda autoridad es ilegítima en tanto esta emana no de un contrato privado sino de la imposición del Estado. Cabe mencionar que dentro de la tradición liberal existen dos tendencias principales: el minarquismo y el anarcocapitalismo. La primera, en donde también podemos agrupar a los objetivistas en cuanto a su postura frente a las acciones que debe de tomar gobierno, ve como necesaria la existencia del Estado para proteger la propiedad privada y ejercer la defensa nacional y seguridad pública. Por otro lados, los teóricos del anarcocapitalismo contemplan que estos servicios pueden ser prestados sin mayor problema por la iniciativa privada. A pesar de estas dos diferencias, que no son menores, un minarquista consecuente aceptará que existan empresas de seguridad encargadas de proteger a sus clientes. De esta manera, en un contexto liberal, sería posible la convivencia de policías tanto privadas como públicas. En la práctica esto sucede, aunque no a gran escala, con las agencias de guardaespaldas o en comunidades donde los mismos vecinos gestionan todo lo concerniente a la seguridad de la zona en la que viven. Si el liberalismo clásico está a favor de la existencia de la seguridad pública, esto se debe fundamentalmente a que, al entender que el Estado es por sí misma una entidad coercitiva, lo mínimo que debe exigirse es que se garantice a los individuos la protección de su propiedad, lo que incluye no solo una casa, comercio o dinero, sino también la vida misma.

Aquí cabe hacerse la siguiente pregunta: si una turba armada de vándalos ataca a las personas, ¿es responsabilidad absoluta del individuo agredido el defenderse de diez sujetos que lo rodean con machetes y bombas molotov? ¿Deja de ser ético si este mismo individuo es defendido por un policía del Estado solo porque este ha sido financiado mediante el robo legalizado que es todo impuesto? ¿Es válido que los criminales ataquen a un policía solo porque este es parte del Estado, que a su vez es ilegítimo? Sin duda sepultaríamos al liberalismo en la tumba de la ridiculez si afirmáramos que no hay razón para defender a dicha persona o si dijésemos que el policía, que también es un individuo como cualquier otro, no tiene derecho a devolver el golpe que los vándalos le han asestado.

El libertario vulgar es aquel que, envuelto en su halo de pureza ideológica, es incapaz de situarse a sí mismo en el contexto de la realidad en la que está inmerso. Es cierto que en un mundo ideal toda seguridad sería gestionada por agencias privadas a la vez que habría libre portación de armas. Sin embargo, cuando por razones legales e institucionales, autoritarias sin duda, no se ha llegado a este punto y existe un estado de emergencia que es necesario resolver con urgencia, ¿de qué manera se puede garantizar la defensa de la vida y la protección a la propiedad privada? Es en este punto donde la fuerza pública cobra relevancia.

¿Esto quiere decir que debemos permitir los abusos por parte de la autoridad? Evidentemente no. Es lógico y natural pedir que también se castigue al policía que ataca injustificadamente a alguien que no inició ninguna acción violenta. El problema de los libertarios vulgares surge caundo intentan relativizar y minimizar las acciones criminales de los vándalos únicamente prestando atención a los abusos de un policía. El robo, la quema, la destrucción y la violencia gratuita no son temas menores, no son en absoluto, ni por asomo, manifestaciones legítimas de desobediencia ni mucho menos un derecho individual o una libertad que deba consentirse.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2272 noticias)
Fuente:
catarsisyharakiri.blogspot.com
Visitas:
394
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.