Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sergio Gracia escriba una noticia?

La restricción en la libertad de expresión en España, el síntoma que demuestra nuestro déficit de Democracia

13/11/2015 21:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Vivimos en un país donde la vulneración constante de los Derechos Fundamentales a en materia de libertad de expresión y opinión, nos esta llevando a una ausencia de Democracia

Dos hechos acontecidos esta semana, demuetsran la falta de Democracia existente en nuestro pais.

Por un lado, el despido del distinguido periodista de "El País" D. Miguel Ángel Aguilar, que llevaba escribiendo en dicho medio 21 años y que fue despedido a causa de colaborar en el artículo publicado por “The New York Time” donde se criticaba la legislación restrictiva promovida por el Gobierno español en referencia a libertad de expresión y su impacto en la independencia de los medios españoles, y donde el periodista colaboró al igual que otros compañeros.

El otro suceso, acontencio ayer, donde la empresa en la que trabaja los fines de semana el que les escribe, me ha prohibido expresar mis opiniones políticas y religiosas en redes sociales porque a diversos encargados y jefes de otros negocios les ofenden, mientras ellos reclaman para sí mismos tolerancia y respeto para poder poner y decir los que les apetezca porque es “su derecho”.

Estas son simplemente dos muestras de que no vivimos en una democracia real sino ficticia. Donde el Gobierno, los emprearios y las personas, no respetan derechos fundamentales intocables en concreto el art. 14, el art. 16, art. 18 y art. 20 de la Constitución Española  http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/titulos/articulos.jsp?ini=15&fin=29&tipo=2 , lo cual es constitutivo de delito penal en el art. 314 del Código Penal http://noticias.juridicas.com/base_datos/Penal/lo10-1995.l2t15.html#a314,   ni donde tampoco respetan el Estatuto de los Trabajadores en el art. 4 http://noticias.juridicas.com/base_datos/Laboral/rdleg1-1995.t1.html#a4.

El rastreo que las empresas realizan a sus trabajadores a través de las redes sociales para averiguar cual es su ideología política o su opinión sobre creencia religiosa o determinado partido político, sólo se hace con el fin de chantajearlos, coaccionarles e intimidarles para que no creen influencia sobre sus compañeros y amigos, además de utilizarlos en muchos casos como “ejemplos” cuando los despiden para intimidar al resto de trabajadores y que estos no reclamen los Derechos que les pertenecen.

En este país, sólo faltaba que individuos que exigen respeto a sus creencias e ideología de los que no opinan como ellos, que se permiten colgar videos, fotos y opiniones de toda índole, y donde en muchos casos infunden odio, racismo, xenofobia, homofobia, intolerancia y discriminación a los que no piensan como ellos, influyesen directamente en las decisiones de otras empresas para coaccionar al personal.

En la mayoría de los casos, estos individuos instauran a su alrededor una dirección autocrática, totalitaria y el fascista propia de otra época.

Que incluso se permiten el lujo, de jugar con el futuro de las personas por el simple hecho de no pensar como ellos. Y todo ello consentido y respaldado por un Gobierno caciquista y un Poder Judicial permisivo que no aplica el Código Penal como debiera.

La libertad regulada en el art. 20.1.a de la Constitución española garantiza a los ciudadanos la libre manifestación de pensamientos, ideas y opiniones, por tanto protege no solo la posibilidad de tener unas convicciones determinadas, sino también la posibilidad de expresarlas en público y en privado.

Se pueden distinguir por tanto dos planos de actuación dentro de la actividad de expresión: 1) el plano individual y 2) el plano colectivo.

El plano individual tiene como objetivo permitir la consecución de la dignidad de la persona y el libre desarrollo de su personalidad, mientras el plano colectivo tiene como objetivo que un determinado grupo de personas puedan expresarse públicamente de forma libre.

El primer texto en el que se recoge la libertad de expresión tal y como la entendemos hoy en día es la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 http://www.conseil-constitutionnel.fr/conseil-constitutionnel/root/bank_mm/espagnol/es_ddhc.pdf, en concreto en sus artículos 10-11.

El rastreo que las empresas realizan a sus trabajadores a través de las redes sociales para averiguar cual es su ideología política o su opinión

ART 10: nadie puede ser inquietado por sus opiniones, incluso religiosas siempre que su manifestación no altere el orden público establecido por la Ley.

ART 11: la libre comunicación de los pensamientos y de las opiniones es uno de los derechos más preciosos del hombre. Todo ciudadano puede pues hablar, escribir e imprimir libremente a reserva de responder del abuso de esta libertad en los casos determinados por la ley.

Además de dicho texto también recogen dicha libertad la Declaración Universal de Derechos Humanos http://www.un.org/es/documents/udhr/ en sus arts. 18 y 19 o en el Pacto Internacional de Derechos civiles y políticos http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CCPR.aspx en sus arts. 18 y 19.

Por lo que se refiere a España el primer texto jurídico que reguló algo parecido a la libertad de expresión es la Constitución de 1812, en su art. 371. Donde lo que garantizaba dicho texto no era la libertad de expresión si no la libertad de imprenta.

Hubo que esperar a la Carta Magna de 1869 para que los españoles vieran protegida su libertad de expresión.

Dentro del pluralismo debemos distinguir entre el pluralismo externo y pluralismo interno.

El pluralismo externo se logra con la existencia de varios medios de comunicación con orientaciones ideológicas diferentes. Mientras que el pluralismo interno sería el hecho de permitir, a pesar de que hubiese una línea ideológica en el medio de comunicación del que se trate, varias opiniones distintas de los trabajadores.

Los medios de comunicación tienen que fomentar por tanto el enriquecimiento y la formación plural de la sociedad. De nada nos sirve muchos medios de comunicación que compartiesen una misma línea ideológica.

El principio de pluralismo se encuentra regulado por la Ley 7/2010 del 31 de marzo http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/l7-2010.html

Debemos recordar que la Ley que regula la prensa es la Ley de prensa de 14/1966 de 18 de Marzo, de prensa e imprenta (época franquista).

¿Alguien puede explicar de manera fundamentada por qué continúa en vigor una Ley de una dictadura donde primaba la censura por encima de todo los demás?

Con todo lo dicho anteriormente cabe añadir una última anotación para confirmar que el nivel democrático de España está en bajo mínimos debido al abuso que hacen los políticos, los empresarios y demás individuos de la sociedad que sólo se creen que los derechos los tienen ellos, pero que casi nunca reconocen sus obligaciones, y donde la tolerancia y el respeto al que piensa y opina diferente brilla por su ausencia por culpa de un gobierno totalitario y donde se está instaurando el “o estás conmigo o estas contra mi”  y es la reciente Ley de Seguridad Ciudadana donde se criminaliza las reuniones y manifestaciones que es un Derecho Fundamental de los españoles y por lo cual diversos múltiples medios, tanto nacionales como extranjeros, han resaltado el retroceso en materia de democracia y derechos que ha sufrido nuestro país.


Sobre esta noticia

Autor:
Sergio Gracia (3 noticias)
Visitas:
2329
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

    Comentarios

    Aún no hay comentarios en esta noticia.