Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Huasamandrapixxx escriba una noticia?

El rey de las ratas vampiras III

17/06/2013 04:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este es el final del cuento freak

El rey de las ratas vampiras III

Mi miedo por los roedores desapareció, tome 1a rata la acerque a mi boca y bebí la leche de sus ubres una tras otra, pero no pude calmar mi sed que era terrible. Estaba nuevamente rodeado por centenares de ratas, estas me miraban con curiosidad en actitud de espectadores en un circo.

¡Tengo sed! Grité con furia, al hacerlo sentí que recuperaba las fuerzas y chillé como rata, el olor a urea inundó la atmosfera, la sombras del vapor se reflejaban en la pared iluminada con los últimos restos de aceite. La multitud de ratas estaban orinando simultáneamente, pisé fuerte el piso de piedras y sentí el chapoteo, el olor era terrible pero mi sed era mas intensa, me agache y empecé a beber la tibia y no tan desagradable orina de rata.

Tengo un ejército de ratas pensé totalmente restablecido y semi eufórico, solo les tengo que dar un poco de sangre a cambio de su obediencia, puedo salir de esta cárcel. Eufórico empecé a gritar y a golpear las rejas con mi cuerpo, estas estaban empotradas a la roca y empezaron a ceder, estuve unos minutos golpeando hasta que caí al suelo sobre la reja de mi celda, ningún guardia llegó, al parecer solo llevaban la comida algunos días para prolongar el sufrimiento del condenado.

Recorrí los enormes pasajes de la mina y estaba perdido, las ratas me seguían, y me daban valor para seguir, a la vez me hacían sentir un general comandando a su ejército hacia una concreta incertidumbre.

No sé cuantas horas o días pasaron antes de encontrar la salida pero lo logré gracias al intercambio de sangre por fetos de rata, la luz del día hirió mis ojos, me arrastré por la tierra llorando de felicidad, exhausto, las ratas empezaron a beber mis lagrimas y repentinamente sentí como si miles de agujas me perforaron los ojos, grité lleno de dolor y terror, me tapé los ojos con las manos y solo sentí chorrear por mi rostro un viscoso liquido que antes fueron mis ojos, grité con desesperación hasta que perdí el conocimiento. Al despertar sentí los tibios fetos de rata en mi boca, los escupí con asco, olía a urea estaba nuevamente en la celda, no sabia si me llevaron las ratas o un carcelero, lo que si sabía es que mi olfato me permitía ver imágenes en el cerebro, y la reja de mi celda aún estaba en el suelo, era un rey de las ratas prisionero por estas, nuevamente pensé en huir.


Sobre esta noticia

Autor:
Huasamandrapixxx (125 noticias)
Visitas:
561
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.