Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miseshis escriba una noticia?

Robert Nozick sobre la economía austriaca

7
- +
26/05/2020 01:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageEl filósofo Robert Nozick plantea algunas críticas importantes a la economía austríaca en su «On Austrian Methodology». Este trabajo se publicó en 1970 y está convenientemente disponible en Nozick's Socratic Puzzles (Harvard, 1998). Voy a hablar de un par de críticas aquí. Podrías pensar que no tengo que hacer esto. El economista y teórico libertario Walter Block escribió un largo e impresionante trabajo, «On Robert Nozick's 'On Austrian Methodology'», que respondía a cada uno de los muchos argumentos del trabajo de Nozick. ¿Por qué entonces repasar este material de nuevo? Mi respuesta es que mis respuestas difieren de las de Walter Block. No es que esté equivocado, normalmente tiene razón, pero también tengo algo más que decir. Mis lectores deberían por todos los medios estudiar su trabajo, que está disponible aquí .

Primero, algunas buenas noticias. Muchos críticos de la escuela austriaca descartan de plano la noción de una ciencia de la acción humana que consiste en verdades necesarias. Nos dicen que es una idea obsoleta que debe ser reemplazada. No Nozick. Él dice:

La idea de elaborar lo que contiene la esencia de la acción humana es ciertamente interesante y desafiante. Tal proyecto, que implica como lo hace verdades sintéticas necesarias, habría sido descartado por los positivistas lógicos como imposible y vacío. Pero la posición y los argumentos positivistas sobre las afirmaciones sintéticas necesarias, al igual que muchas otras cosas dentro de la posición positivista (por ejemplo, el criterio de verificabilidad del significado) han caído en tiempos difíciles. Recientemente, ha habido un resurgimiento del interés en tales declaraciones, y es justo decir, creo, que no hay argumentos generalmente reconocidos que sean convincentes contra la posibilidad de tales verdades necesarias sintéticas.

Sin embargo, Nozick no acepta de ninguna manera la praxeología. Nos dice que «Las acciones son un cierto tipo de comportamiento, a saber, el comportamiento con propósito. No todo el comportamiento es intencional». ¿Y si hubiera alguna forma de explicar el comportamiento humano que, aplicado a la economía, resultara ser mejor que la praxeología?

Resulta que existe una ciencia que podría hacer el trabajo: el condicionamiento operante del psicólogo B.F. Skinner. «Existe este esquema conceptual alternativo, relativamente elaborado, que no parece hablar de o dentro de las categorías misesianas, sin embargo, si es cierto o no para las personas parece ser una cuestión empírica, a decidir a posteriori... Si es así, incluso si la teoría de la acción humana es conocida a priori, puede ser que no sea la mejor teoría, ya que la teoría Skinneriana en realidad puede explicar más, permitirnos predecir más, y así sucesivamente».

En resumen, el condicionamiento operante trata de las recompensas y los castigos como una forma de modificar el comportamiento, de manera que no tiene por qué implicar la acción intencionada del sujeto. Un ejemplo gracioso viene de la autobiografía de Skinner «A Matter of Consequences»:

En un trozo de papel escribí: «Mira la mano izquierda de Fromm. Voy a dar forma a un movimiento de corte» y se lo pasé a [Halleck Hoffman]. Fromm estaba sentado directamente frente a la mesa y me hablaba principalmente a mí. Giré mi silla ligeramente para poder verlo por el rabillo del ojo. Hizo muchos gestos mientras hablaba, y cuando su mano izquierda se levantó, lo miré directamente. Si bajaba la mano, asentía y sonreía. A los cinco minutos estaba cortando el aire tan vigorosamente que su reloj de pulsera se deslizaba sobre su mano.

Por supuesto, Skinner estuvo aquí actuando. Intentaba conscientemente modificar el comportamiento de Fromm. Pero esto no demuestra que Nozick esté equivocado. No está afirmando que no existe tal cosa como la acción. Tampoco afirma que el condicionamiento operante muestra que la economía austriaca es falsa. Sólo pregunta si una teoría económica basada en el condicionamiento operante podría ser mejor que la praxeología.

La respuesta a Nozick es simple. No es un buen argumento contra la ciencia económica austriaca que alguien pueda llegar a una ciencia que haga mejores predicciones. Tiene que mostrarnos esa ciencia, para que pueda ser comparada con la praxeología. Basta con decir que esto no se ha hecho. El praxeólogo no está obligado a presentar un argumento a priori que refute la economía basada en el condicionamiento operante. Basta con decir: «¡Pues ponte o cállate!»

Pasemos a otro tema. Como a mucha gente, a Nozick no le gusta añadir a la praxeología la suposición de que el trabajo tiene desutilidad. Él dice:

Algunos consumos llevan tiempo y no pueden hacerse simultáneamente con otras actividades; por ejemplo, escuchar los cuartetos de Beethoven y trabajar con un taladro de vapor, holgazanear en la playa y dar una clase de filosofía. Por lo tanto, una persona con múltiples deseos, algunos de los cuales no pueden ser satisfechos simultáneamente con el trabajo particular que hace, querrá tiempo de ocio en el que satisfacer estos otros deseos. No necesitamos la suposición adicional de que el trabajo tiene desutilidad. Incluso si el trabajo es un bien, podemos tener intercambios de trabajo y ocio, es decir, intercambios con los otros bienes que sólo se pueden tener en el tiempo de trabajo de esa persona.

Hay un giro interesante en el argumento de Nozick, como suele haber con él. No está afirmando, como algunas personas hacen, que es una verdad a priori que el trabajo tiene una desutilidad, por lo que no necesitamos añadirlo como una suposición extra en la praxeología (he discutido este tema en un artículo anterior ). Más bien afirma que la desutilidad del trabajo puede derivarse de otras verdades no a priori, es decir, la existencia de actividades deseables que no pueden realizarse mientras se trabaja y, por lo tanto, la necesidad de hacer concesiones entre el trabajo y el ocio para realizar estas actividades.

El argumento de Nozick no funciona. Nozick tiene razón en que satisfacer algunos deseos no es consistente con trabajar al mismo tiempo. En ese caso, alguien que tiene esos deseos puede satisfacerlos sólo si tiene tiempo libre. Pero no se deduce que esto le permite deshacerse de la suposición de que el trabajo es desútil. Aún necesitamos esta suposición para descartar el caso de alguien que siempre prefirió más trabajo a uno de los otros deseos.

Nozick hizo un buen punto contra aquellos que descartan la noción de una ciencia de acción a priori. Debió haber renunciado mientras estaba a la cabeza.

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Miseshis (2069 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
122
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.