Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jose Arbulu escriba una noticia?

Cuando se rompe el circuito de reporte

06/11/2009 02:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si un sujeto obligado no reporta una operación sospechosa, se rompe el circuito de reporte, lo que puede generar la aplicación de sanciones por parte del organismo regulador

Partimos de la premisa que la eficiencia de todo sistema de prevención en los sujetos obligados a informar tiene como punto de partida el adecuado manejo de la información de los clientes canalizados desde el empleado que los atiende hasta el Oficial de Cumplimiento. La recepción, tratamiento, procesamiento y evaluación de esa información permitirá elaborar un adecuado reporte de operación sospechosa (ROS), que será posteriormente remitido a la Unidad de Inteligencia Financiera, encontrándonos ante un supuesto que denominamos “reporte de calidad”, es decir, de utilidad para los fines de dicha entidad del Estado; lo contrario irrogará una información vaga e imprecisa que poco o nada servirá para sus análisis de inteligencia financiera.

La obligación de los empleados de los sujetos obligados de comunicar operaciones inusuales y sospechosas de los clientes al Oficial de Cumplimientos constituye fundamentalmente la fuente insustituible de información que nutre las bases de datos y sirve de elemento de juicio que hará posible una adecuada calificación de la operación por parte del Oficial de cumplimiento.

Un esquema similar se presenta en los análisis de información que realiza la Unidad de Inteligencia Financiera cuando recibe los reportes de operaciones sospechosas que envían los sujetos obligados. El procesamiento de la información contenida en los ROS hace posible el establecimiento de “circuitos” o “cadenas” formados a partir de los actos u operaciones de lavado de activos realizados por las organizaciones criminales y comunicados a través de dichos ROS.

En varias operaciones destinadas a legitimar fondos ilícitos en el sector financiero y no financiero se presenta el siguiente esquema: 1. El lavador de activos ingresa dinero sucio al sistema bancario a cuenta de su contrato colectivo (1); 2. Adjudica el contrato y compra un inmueble; 3. Vende el inmueble y adquiere un cheque en dólares; 4. El importe del cheque es depositado en una cuenta de ahorros; 5. Mediante transferencia electrónica dichos fondos son depositados en la cuenta de una empresa de fachada.

Las operaciones de lavado realizadas, conforme a la regulación antilavado, deben ser reportadas por los siguientes sujetos obligados a la Unidad de Inteligencia Financiera: 1. la entidad bancaria en la que se depositan los fondos; 2. la empresa administradora de fondos colectivos, 3. el Notario; 4. la entidad bancaria que emite el cheque; 5. la entidad bancaria en la que se deposita el producto de la venta. Pero sucede, por ejemplo, que la empresa administradora de fondos colectivos no reporta la operación, produciéndose el rompimiento del circuito de lavado. La Unidad de Inteligencia Financiera lo advierte y concluye que en dicho sujeto obligado hay deficiencias en su sistema de prevención, lo que a su vez puede generar tres acciones concretas: una visita preventiva (para coadyuvar al sujeto obligado a que mejore su sistema de prevención), una visita de supervisión (para constatar si hubo incumplimiento de la regulación antilavado) o el inicio de un procedimiento sancionador por incumplimiento de las regulaciones antilavado.

Han habido casos emblemáticos de sujetos obligados sancionados por deficiencias en sus sistemas antilavado a nivel internacional, tales son los casos del Banco Riggs en EEUU, sancionado con multas millonarias, y del Citigroup de Japón sancionado con suspensión de sus actividades.

Cuando se rompe el circuito de reporte puede generar graves consecuencias para el sujeto obligado, cuyo riesgo reputacional (2) puede traer como consecuencia incluso la propia extinción del negocio, por esta razón sus órganos de dirección deben adoptar las medidas necesarias para implementar y poner en vigencia un sistema de prevención adecuado y dotarlos de personal altamente especializado en técnicas de prevención y detección de lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

(1) Las empresas administradoras de fondos colectivos se vinculan con sus clientes a través de contratos colectivos, formándose grupos cuyos integrantes realizan aportes mensuales y por acción conjunta se ayuda para la adquisición de bienes.

(2) El mayor riesgo que puede afrontar un sujeto obligado por no reportar una operación sospechosa es el riesgo reputacional, que se presenta cuando sus clientes y sus potenciales clientes asocian al negocios por acción o por omisión con actividades ilícitas de lavado de activos y de financiamiento del terrorismo.


Sobre esta noticia

Autor:
Jose Arbulu (53 noticias)
Visitas:
1037
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.