Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Se acabó la broma

11/09/2015 08:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La advertencia de que "se acabó la broma" del independentismo lanzada hace unos días por el candidato a presidir la Generalidad por el PP, Xavier García Albiol, deberían haberla anticipado todos los primeros ministros desde el lejano Adolfo Suárez hasta el actual, Mariano Rajoy.

Ningún presidente lo hizo: pese al obsesivo y creciente agitprop nacionalcatalanista parecía imposible que preparara un golpe de Estado, precisamente, un representante del Estado, Artur Mas, para ocultar la corrupción institucionalizada de su partido, CDC.

Quiere aprovechar una elección autonómica que se celebra cada cuatro años para cambiar la historia, la economía, los lazos entre españoles y la soberanía ?vínculos que evitan el expansionismo y las guerras fronterizas-- independizando su Comunidad, parte del país desde la unificación de Castilla y Aragón al casarse los Reyes Católicos en 1469.

En unas elecciones que se celebran cada cuatro años Más extingue esos cinco siglos y medio en los que podrían haberse celebrado 136 sufragios cuatrienales como las del próximo día 27 en Cataluña si hubiera existido desde entonces la renovación democrática.

La democracia, aquí y ahora, se basa en la derrota o reelección de quien ostenta el poder, siempre en unas elecciones periódicas.

Hoy gobierna España el PP, mañana quizás el PSOE, Ciudadanos o Podemos. O cualquier combinación de coaliciones entre distintos partidos.

Pero los independentistas, crearon un nacionalismo sentimentaloide, histérico y tramposo, protagonista de coinas y mordidas, empleando un agitprop digno de Goebbels y de Aleksándrov. Y los primeros ministros se mantuvieron silenciosos para no molestarlos.

Ahora Artur Mas y los suyos esperan una elección cuatrienal común para volverla irreversible si gana y evitar los tribunales por corrupción.

Es un golpe de Estado que quiere romper definitivamente el ritmo de las votaciones cuatrienales con libertad de opciones, pues crea ya un nuevo país y un régimen de los que nadie podrá librarse jamás.

Pues, eso, ¡que se acabe ya la broma!

------

SALAS

image


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2357 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
1297
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.