Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

La teoría hayekiana de los ciclos económicos

21/09/2014 13:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Autor: Fernando Arteaga Fuente: paradigmas.mx

He was one of the few economists who warned about the possibility of a major economic crisis before the great crash came in the autumn of 1929. Von Hayek showed how monetary expansion accompanied by lending which exceeded the rate of voluntary saving would lead to a misallocation of resources, particularly affecting the structure of capital. (Royal Swedish Academy of Sciences, 1974)

I. Introducción

El estudio de los ciclos económicos ha sido un desafio para nuestra ciencia desde siempre. Empíricamente, los periodos de auge y depresión han sido fenómenos observables de los que es imposible dudar, el problema yace en que ésta realidad observada estadísticamente representa un reto a la teoría económica, pues esta descansa en la idea de la existencia de un "equilibrio estático".

Aún superando la pretensión de un equilibrio, el problema teórico se enfrenta con otros problemas particulares, en especial surge una importante pregunta: ¿es posible realizar una teoría general de los ciclos económicos?

F.A Hayek creía que sí era posible. El presente ensayo tiene como fin esquematizar su teoría de los ciclos, presentándola en perspectiva de los recientes acontecimientos económicos, es decir, de la más reciente crisis que estalló en el 2008.

El texto se divide en cinco secciones, la primera es ésta introducción; en la segunda se da una reseña biográfica de Hayek, en la que se presentan los personajes y teorías más importantes que le influenciaron directamente. En la tercera parte, se tratan los argumentos teóricos que explican los periodos de auge y depresión con base en la cuestión monetaria, a través de los cambios en la tasa de interés de mercado; la cuarta sección trata sobre la aplicación de tal teoría a la realidad, en específico a los eventos que gestaron y luego hicieron estallar la crisis en el 2008-

Cabe aclarar que no es objeto de este ensayo presentar ideas novedosas, ni tampoco responder las críticas teóricas hechas al modelo. El objetivo es sólo presentar la teoría hayekiana y constatar como es que es posible entender la crisis actual a través de ella.

II. Reseña biográfica

Friedrich Augustus von Hayek nació en la Viena "ilustrada" de principios del siglo pasado, donde aprendió directamente de Böhm-Bawerk y de Friedrich Wieser. de ellos adquirió el conocimiento característico denotado como "austriaco" [principalmente el uso de una teoría del capital que incorpora al tiempo como factor originario del interés; de donde se concluye que la característica definitoria de la economía capitalista es la producción indirecta que ocupa periodos de tiempo dados].

También participó en el particular círculo de estudios que Ludwig von Mises tenía en Viena; de él aprendió no solamente argumentos sobre la inviabilidad del socialismo como sistema económico [argumentos que luego fueron centrales en su debate con Oskar Lange], sino también asimiló el argumento que dice que la inserción de dinero a la economía conlleva un efecto de distorsión sobre la estructura de producción, a partir de la manera en que éste se inserta [el llamado efecto Cantillón].

En su primer viaje a EE.UU. trabajó cercanamente al académico Wesley C. Mitchell, reconocido por su interés en el estudio de los ciclos económicos a través de métodos estadísticos aplicados a la economía real. Si bien no existía una coincidencia metodología entre ellos (Hayek fue influido primero por el apriorismo Misesiano, luego por el falsacionismo popperiano), si concordaban en que el estudio de tal cuestión era central para entender el funcionamiento en general de la economía.

Ya siendo maestro de la London School of Economics, Hayek vivió su etapa más importante como economista, debatiendo intensamente con los académicos de la escuela de Cambridge, en especial con John Maynard Keynes. En 1930 se abrió el debate entre ellos, cuando fueron publicadas dos de sus más importantes obras, que trataban el mismo tema de la influencia de las cuestiones monetarias en la economía real: Prices and Production por parte del primero y Treatise on Money por parte del segundo. La critica Hayekiana a Keynes descansaba en que este último no había incorporado teoría del capital alguna en sus estudios. No hubo conclusión académica a la discusión, en tanto años más tarde Keynes renegó de su obra aduciendo que ya no representaba sus pensamientos, para luego publicar en 1936 la General Theory of Employment, Interest and Money, que dio paso a la denominada "revolución keynesiana". Por su parte Hayek no presentó la refinación de su teoría sino hasta 1941 con la publicación de Pure Theory of Capital, sin embargo para ese entonces ya no existía cabida para el debate, el mundo académico ya no estaba interesado, en tanto se había decantado por adoptar el paradigma keynesiano

Los años posteriores para Hayek, le vieron involucrarse en otros temas, no menos importantes sobre filosofía, sociología, derecho y psicología, y le separaron de su estudio puro de la economía [que no retomó sino hasta el final de su vida cuando proveyó un esquema teórico a favor de un sistema de emisión monetaria privado].

III. Teoría monetaria del ciclo económico

El primer recuento esquemático de la teoría hayekiana se encuentra en la versión alemana, realizada en 1928, del trabajo Monetary Theory and Trade Cycle (publicada en inglés en 1933). En dicho trabajo se resaltan aspectos metodológicos, que destacan la imposibilidad de entender los ciclos a través de estudios empíricos, en tanto que son meramente descriptivos, y por ende no son capaces de discernir entre efectos y causas. De tal manera que lo que se necesita es una teoría para los ciclos, que a su vez debe de ser congruente con las bases y fundamentos de la teoría económica en general.

Sin embargo, a primera vista, existe una incompatibilidad entre la idea de equilibrio, en donde todos los mercados se vacían, y la concepción de ciclos en lo que esto no sucede. La paradoja se resuelve con la introducción del dinero, que no es un bien de consumo ni de producción, en tanto su demanda depende no de si misma sino para satisfacer otras demandas[1]. Ergo, se necesita una teoría monetaria que explique los periodos de auge y depresión en la economía.

Sin embargo la teoría monetaria predominante (hasta principios de los treintas) se basaba en la teoría cuantitativa del dinero, la cual estaba enfocada en agregados y sólo proveía una tautología acerca de los efectos en el nivel general de precios a partir de movimientos en la velocidad o en la cantidad de dinero. De tal manera que dicha teoría no era capaz de explicar los ciclos económicos.[2]

La teoría hayekiania del ciclo económico es por lo tanto también una teoría monetaria en si misma; Prices and Production, publicado en 1930, representa la primera exposición detallada, siendo The Pure Theory of Capital la versión refinada de ésta. El punto importante de estas obras es destacar que los cambios en la cantidad de dinero y/o crédito, en una determinada economía, actúan de tal manera que modifican la estructura de producción y por lo tanto también los precios relativos.

Antes de exponer más detalladamente como se dan los ciclos económicos, hay que abundar en la macroeconomía basada en la teoría del capital austriaca[3], a la cual se le pueden atribuir cinco características esenciales:

La producción es un proceso intertemporal el cual requiere de diversas etapas, en las que se insertan medios de producción y resulta, en última instancia, en la consecución de bienes de consumo. Los precios son un medio de transmisión de información que sirven como guía a los agentes económicos en sus decisiones de producción y consumo. En especial la tasa de interés que sirve para la coordinación intertemporal entre consumo presente y consumo futuro (de tal manera que coordina el mercado de fondos prestables).

Los bienes de capital son heterogéneos, en tanto sirven para la consecución de bienes específicos. De tal manera que se pueden dividir en bienes de primer grado (bienes de consumo) y bienes de segundo, tercer, etc. grados (que reflejan a los bienes de producción dependiendo de la etapa productiva en que se encuentren).

El "efecto Ricardo", es el fenómeno central que conduce a la adopción de procesos de producción más o menos indirectos (esto es, a través de la inclusión o disminución de etapas en la estructura productiva). Por ejemplo, una disminución de la tasa de interés significaría una mayor inversión en bienes de capital por sobre la de bienes de consumo.

La demanda de trabajo no es una demanda derivada de la de bienes; esto es, existe un "efecto descuento temporal". Por ejemplo una disminución en el consumo de un bien no reduce necesariamente el nivel agregado de empleo, en tanto que significa un mayor ahorro que conduce a un aumento en la inversión de bienes de capital que requieren también trabajo.[4] Triangulo HayekianoEl triangulo hayekiano representa gráficamente la estructura de producción. En una explicación simple, tenemos que la última barra representa el bien de consumo producido a través de un proceso de producción que involucró nueve etapas de producción (en las que se creaban e insertaban bienes de capital) para una economía que ha alcanzado el equilibrio ínter temporal.

Dicho esto, podemos definir cómo sucede el proceso sostenible de acumulación y crecimiento económico: A través de un aumento en el nivel de ahorro de una economía, el cual genera un incremento en la oferta de fondos prestables, y por ende un descenso de la tasa de interés, lo cual resulta, en ultima instancia, en una ampliación de la estructura de producción (En el tiempo presente se da un aumento en la producción de bienes de capital y un decremento en la producción de bienes de consumo).

Esta exposición resulta siempre cierta para el modelo de una economía que opera en condiciones in natura, sin los efectos del dinero. La introducción del factor monetario modifica este escenario. Hayek haciendo uso de la terminología wickselliana, reconoce la existencia de dos tipos de tasas de interés: la natural y la de mercado. A la primera la reconoce como la tasa que, en ausencia de dinero, fijaría el mercado de fondos prestables de acuerdo a las preferencias de producción y consumo de los agentes económicos. A la segunda la denota como la tasa de interés observable en el mercado.

De tal manera, que el proceso por el cual se crea un proceso de crecimiento económico no sustentable (entendido como un periodo inicial de auge y de una posterior e inevitable crisis) es el siguiente: Una política de dinero barato por parte del sistema monetario, que conlleva una disminución en la tasa de interés de mercado, genera una expansión crediticia que no va de acuerdo a las preferencias ínter temporales de productores y consumidores (Ésta siendo un fenómeno en el que la tasa de interés de mercado se sitúa por debajo de la tasa natural). Ante esta situación, se presenta el fenómeno denominado como "ahorro forzado" [5] en el que los agentes económicos responden como si los nuevos fondos de inversión fueran procurados por un aumento voluntario del ahorro. Esto recae en un alargamiento de la estructura de producción, en la que se incrementa la inversión en bienes de capital. Surge por lo tanto un proceso de mala asignación de la inversión, en tanto los fondos invertidos por productores no concuerdan con las preferencias de los consumidores. Esta descoordinación no es evidente en un primer lapso, pero con el paso del tiempo las desproporciones se hacen evidentes. La corrección de dichos desequilibrios se da a través de un proceso de crisis, que reajusta la inversión de los productores a las preferencias de los consumidores.

Es éste el proceso al cual Hayek atribuye los constantes ciclos económicos en la moderna economía capitalista. Hacer notar que el fenómeno estudiado representa el momento en donde la tasa de interés de mercado se sitúa por debajo de la tasa de interés natural. Sin embargo esto no significa que el caso contrario sea un evento saludable en si mismo (tasa de interés de mercado por arriba de la tasa de interés natural, con una disminución de dinero en la economía)[6]

IV. Crisis Mundial "subprime"

Ya vista teóricamente la idea hayekiana sobre los ciclos económicos, falta repasar la realidad empírica[7]. Para tal objetivo, se presentaran los factores que dieron origen a la crisis del 2008, conocida como crisis de "hipotecas subprime" (en tanto fue en el mercado de hipotecas de riesgo, en EUA, donde se presentaron los primeros desfases).

El punto más importante es aquel que tiene que ver con la expansión crediticia, en tanto ya vimos produce un "ahorro forzado" que contrae el "efecto Ricardo" a un proceso de mala asignación de la inversión.

La siguiente gráfica presenta la evolución de la tasas de interés "overnight" en Estados Unidos del año 2000 al 2008. Se puede apreciar como a raíz del 2001 (debido a los atentados terroristas a EUA el 11 de septiembre de ese año) bajaron súbitamente las tasas de interés, a tal grado que incluso se llego a tener una tasa real negativa del 2002 al 2005. image

Fuente: Alonso, Miguel Ángel, "Crisis económica internacional desde la perspectiva de la Escuela Austriaca de Economía", conferencia impartida en la Facultad de Economía de la UNAM en el 2009.

Esta otra gráfica muestra el cambio anual en la oferta monetaria en EUA de 1993 al 2006. Se puede observar como a principios de los noventas inicia un proceso expansivo de incrementos en la oferta monetaria en aquél país. image

Fuente: Alonso, Miguel Ángel, "Crisis económica internacional desde la perspectiva de la Escuela Austriaca de Economía", conferencia impartida en la Facultad de Economía de la UNAM en el 2009.

Las anteriores figuras pueden dar cuenta de inyección de dinero barato en EE.UU. La segunda gráfica muestra una relación entre aumento del M3 y posteriores crisis: Aumento súbito en el periodo 1993 ? 1998 que termina en 1999, en concordancia con la crisis sucedida en Asia; incremento en los años 2000 ? 2001 que acaba en el 2002 con la crisis "dot com" ; y a partir del 2005 se puede visualizar otra escalada en el crecimiento de la oferta monetaria, que precede a la actual crisis, estallada en el 2008.

Este aumento monetario con un auge de la expansión crediticia mandó señales erróneas a los empresarios estadounidenses y mundiales, alargando el proceso de producción e incentivando una mayor inversión en bienes de capital. Dicho crecimiento resultaba insostenible a largo plazo; el alza de las tasas de interés de la FED, argumentando que se necesitaba controlar la inflación, hizo estallar la burbuja. No es sorprendente que hayan sido los mercados de construcción y de automóviles, conocidos por su intenso uso de bienes de capital, los que sufrieron más fuertemente el vaivén de la economía (un auge antes del 2007 y una crisis después).

No existe metodología para el calculo del nivel existente en la tasa de interés natural, y por eso no es posible observar ni medir la diferencia entre ésta y la tasa de interés de mercado. Sin embargo, aún así es evidente que el proceso de inversión en los últimos años en EE.UU. ha sido incentivado más por el auge crediticio, que por un aumento en el ahorro de dicha economía.

Rescatable citar el más reciente trabajo de Taylor en el que ha criticado la política monetaria de la Fed, en tanto no ha seguido su regla monetaria. Véase la siguiente figura que muestra el diferencial entre las tasas de interés a corto plazo de la Fed y del Banco Central Europeo respecto a la tasa implícita en la regla de Taylor. image

Fuente: Alonso, Miguel Ángel, "Crisis económica internacional desde la perspectiva de la Escuela Austriaca de Economía", conferencia impartida en la Facultad de Economía de la UNAM en el 2009.

Ahora, existen característicos particulares de la crisis que si bien no forman parte central del argumento hayekiana sobre los ciclos económicos, resultan útiles como explicación secundaria de la crisis.

Políticos, periodistas e incluso economistas han argumentado que la causa de la crisis se deriva de una laxa regulación gubernamental del mercado financiero. Sin embarga dicho tesis resulta poca satisfactoria en tanto: a) El sector financiero históricamente ha sido el más intervenido por el gobierno, y actúa siempre en concordancia con las decisiones tomadas por éste y por el banco central; b) no es una explicación sistemática del porqué sucedió, incluso no se llega a tomar en cuenta que antes de la crisis existió un periodo de auge.

Podemos afirmar que el sector financiero no es un sector con poca regulación, más bien se le puede definir como uno mal regulado. Véase que éste actúa bajo el amparo del banco central, el cual tiene dentro de sus misiones, el rescatar al sistema bancario cuando sea necesario (incurriendo así en situaciones de riesgo moral). Ante esta situación, y debido a las bajas tasas de interés de mercado provistas por la Fed, no es sorprende que se diera un aumento de competencia en el mercado financiero que llevara a practicas atrevidas.

Ahora y más en especifico respecto al tema de regulación. Caben destacar tres puntos: a) La Community Reinvestment Act fue establecida en 1977 por el presidente Jimmy Carter e implicaba que los bancos deberían por obligación cumplir con una cuota de créditos a personas de bajos recursos (aún cuando estos no tuvieran aval de poder pagar). Esta acta fue ampliada en la presidencia de Bill Clinton, en pos de que los bancos cumplieran también con cuotas crediticias para personas de diferentes razas; b) Fannie Mae y Freddie Mac son empresas semi gubernamentales que tienen como objetivo proveer de crédito hipotecario barato a la población estadounidense; c) En 1999 en la presidencia de Bill Clinton se firma el acta Gramm-Leach-Bliley, que suprimía los elementos impuestos en 1933, en el gobierno de Roosvelt, en la Glass-Steaggel act sobre la separación de la banca comercial y la banca de inversión.

Estos tres elementos hablan de aspectos gubernamentales que influyeron en la actual crisis. Los dos primeros puntos significan una política gubernamental de alterar deliberadamente el mercado hipotecario. El último punto, por su parte, resultó en una nueva y gran competencia a los bancos de inversión por los bancos comerciales, que generó un proceso en los que los primeros empezaron a buscar alternativas de ganancia, principalmente a través del manejo de colaterales.

Notas [1] Sraffa, encomendado por Keynes, realizó una reseña de Prices y Production en la que hizo énfasis en que el problema de la teoría de ciclos hayekiana residía en considerar la existencia de una única tasa de interés natural para un mercado sin dinero; Sraffa sugiere que bajo dicho supuesto, existirían n tasas de interés. Sería Ludwig Lachman, alumno de Hayek, quien haría notar que Sraffa había confundido los conceptos funciones del dinero: existiendo un único numerario (cosa que no estaba en discusión para Hayek), es posible encontrar una única tasa de retorno generalizada dentro de una economía de trueque.

[2] Hayek también era crítico de la teoría wickesilliana como explicación de los ciclos económicos, en tanto consideraba que Wicksell, que había estudiado exhaustivamente los fenómenos que dan origen al interés, se había enfocado, más que nada, a una explicación sobre los movimientos de la tasa interés como causantes del cambio en el nivel general de precios. A su vez Hayek criticaba el argumento wickselliano que planteaba que la tasa de interés servia para equilibrar el mercado de fondos prestables y para lograr una estabilidad general de precios. Hayek insistía que la tasa de interés sólo podía servir para cumplir un objetivo, no los dos.

[3] La teoría del capital austriaca se le debe más que nada a Böhm-Bawerk, el cual la expuso detalladamente en su magnum opus Positive Theory of Capital, la cual representa una alternativa crítica a la teoría, hoy dominante, del capital, que postuló John Bates Clark.

[4] Un de las consecuencias de esta característica en la macroeconomía basada en la teoría capital, es renegar de la existencia del efecto que Keynes denominó como "paradoja del ahorro".

[5] El termino "ahorro forzado" fue acuñado por Ludwig von Mises, sin embargo su definición es similar al concepto, usado en el siglo XVIII por Jeremy Bentham y Henry Thornton, de "frugalidad forzada".

[6] Véase el debate Hayek -Sraffa, sobre las propuestas de política monetaria del primero, en las que se discute si es necesario, para mantener estabilidad, el tratar de mantener siempre MV (de la ecuación cuantitativa de dinero) a un nivel constante.

[7] Cabe señalar que una teoría es siempre "generalizadora", por lo tanto, si bien puede y debe explicar los fundamentos, no es posible que explique los detalles de cada evento sucedido.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2281 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
171
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.