Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Paco Magar escriba una noticia?

Tipos de despido en España

21
- +
26/10/2021 10:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Qué tipos de despido recoge la legislación laboral española?

El despido suele provocar tensiones, especialmente cuando no hay acuerdo entre el empleador y el empleado. En este sentido, es importante tener información concreta acerca de qué tipos de despido existen en España, para que la situación no genere conflictos legales.

¿Qué entiende la ley por despido? El despido es la acción por la cual un empresario pone fin a la relación laboral de un trabajador con su empresa. La decisión es tomada unilateralmente por el empleador.

La normativa básica que trata de los despidos está contenida en el Estatuto de los Trabajadores, texto legal que regula las relaciones laborales. También se han ido promulgando leyes específicas, como la que regula el despido colectivo.

¿Cuáles son las clases de despido que se reconocen en España? Son tres: despido disciplinario, despido objetivo y despido colectivo. La diferencia esencial entre los tres es  la causa que los motiva.

Despido disciplinario

En el caso del despido disciplinario, la causa que provoca la decisión del empresario de despedir a un trabajador es incumplimiento grave y culpable del trabajador.

El artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores considera incumplimientos contractuales los siguientes:

    1. Las faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad al trabajo
    2. La indisciplina o desobediencia.
    3. Las ofensas verbales o físicas al empresario, a otros trabajadores o a sus familiares.
    4. La transgresión de la buena fe contractual.
    5. La disminución continuada y voluntaria del rendimiento.
    6. La embriaguez y toxicomanía habituales si repercuten negativamente en el trabajo.
    7. El acoso por cualquier motivo al empresario o a otras personas que trabajen en la empresa.

Si está en una situación, lo recomendable es que se asesore por un buen abogado laboralista para que le informe conveniente sobre sus derechos.

Forma de realizar un despido disciplinario

¿Cómo se ejecuta el despido disciplinario? El empresario notificará del despido por escrito al trabajador. En esa notificación se detallarán los hechos que causan la decisión y la fecha en que se hace efectivo el cese.

El Estatuto de los Trabajadores dispone que la decisión de un despido no siempre se concreta.  Es decir, no será suficiente con que un empresario tome la decisión de despedir a un empleado y lo notifique.  Un despido puede ser impugnado judicialmente, y el juez resolverá.

A esta situación de despidos impugnados se refiere el artículo 55 del Estatuto de Trabajadores.  En este artículo se reconoce que el juez puede resolver que un despido impugnado sea procedente, improcedente o nulo.

      1. Es procedente cuando el empresario acredita el incumplimiento del empleado.  Es decir, presenta las pruebas de que ha sido así y toda la documentación es formalmente adecuada.  En este caso, no debe pagar indemnización alguna.
      2. Será improcedente cuando el mecanismo del despido no se realiza de la manera establecida, es decir, notificando por escrito y probando los motivos.  En caso de despido improcedente, el empresario optará por la readmisión del trabajador o por pagarle una indemnización. La indemnización determinará la extinción del contrato de trabajo. Un buen despacho de abogados especialista en despidos le puede ayudar tanto en al cálculo de la indemnización, como en la impugnación del despido.
      3. Se considera despido nulo el que se realiza por causas prohibidas en la Constitución o en la ley.  En este caso, el trabajador será readmitido inmediatamente.

Un despido colectivo es la finalización de las relaciones laborales por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción

Despido por causas objetivas

Una de las causas objetivas a las que se refiere el artículo 53 del Estatuto de Trabajadores suelen pasar por la ineptitud o la falta de adaptación del trabajador a su fuente de trabajo.  Es decir, el trabajador no es apto para la función para la que se lo contrató y por tanto es válido despedirlo. 

Esta falta de condiciones apropiadas para la tarea puede ser conocida o sobrevenida con posterioridad al ingreso a la empresa del empleado.  También puede deberse a una modificación técnica u organizacional operada en el puesto de trabajo que cambia las exigencias del operario.

Otra causa objetiva que puede motivar un despido es la situación económica de la empresa.

Forma de realizar un despido por causas objetivas

El primer paso formal siempre es notificar por escrito al trabajador explicando la causa del despido.  Corresponde el pago de indemnización, de 20 días de salario por año trabajado, con un tope de 12 mensualidades.

El despido se hará efectivo quince días después de la notificación, es decir, que la comunicación escrita deberá realizarse por lo menos quince días antes de la fecha en la que se haya decidido poner fin al contrato.

Igual que ocurre en el despido disciplinario, en el caso de que el despido por causas objetivas sea impugnado por el trabajador, se puede declarar procedente, improcedente o nula.

Despido colectivo

Un despido colectivo es la finalización de las relaciones laborales entre empresario y empleados por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

En el despido colectivo se extinguen los contratos de trabajo en, al menos, el diez por ciento del total de los empleados de la empresa.

¿Cómo se definen las causas del despido colectivo?

    1. Causas económicas. Se trata de pérdidas de ingresos que signifiquen una situación económica negativa para la empresa.
    2. Causas técnicas. Se admiten los despidos colectivos cuando se produzcan cambios en los medios o instrumentos de producción.
    3. Causas organizativas. Se refieren a las modificaciones en los sistemas y modos de organizar la producción.
    4. Causas productivas.  Son despidos provocados porque cambia la demanda de los productos o servicios que la empresa ofrece.

También son despidos colectivos los que se producen por cese de las actividades empresariales.

En caso de despido colectivo, la empresa indemnizará a los trabajadores con un mínimo de 20 días de salario por año trabajado con un máximo de doce mensualidades.

Las relaciones laborales deben manejarse con un conocimiento preciso de las normas jurídicas para evitar problemas. En caso de conflictos, siempre lo mejor es elegir al mejor abogado. Por el impacto en la vida de las personas, el despido es una situación que hay que manejar con mucha cautela y seguridad.


Sobre esta noticia

Autor:
Paco Magar (1 noticias)
Visitas:
91
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.