Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jorge Calderon escriba una noticia?

No te tomes la vida tan en serio

05/06/2012 00:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dios se debe reír de la humanidad cuando creemos que todo depende de nosotros, cuando creemos que las cosas dependen de nuestra edad, de lo que pensamos, de lo que hacemos, como Sara cuando Dios va a visitar a Abraham

Dios se debe reír de la humanidad cuando creemos que todo depende de nosotros, cuando creemos que las cosas dependen de nuestra edad, de lo que pensamos, de lo que hacemos, como Sara cuando Dios va a visitar a Abraham, Yavé se presentó a Abraham junto a los árboles de Mambré mientras estaba sentado a la entrada de su tienda, a la hora más calurosa del día.

Al levantar sus ojos, Abraham vio a tres hombres que estaban parados a poca distancia. En cuanto los vio, corrió hacia ellos y se postró en tierra, diciendo: «Señor mío, si me haces el favor, te ruego que no pases al lado de tu servidor sin detenerte. Les haré traer un poco de agua para que se laven los pies y descansen bajo estos árboles. Les haré traer un poco de pan para que recuperen sus fuerzas, antes de proseguir su viaje, pues creo que para esto pasaron ustedes por mi casa.».

¿Dónde está Sara, tu esposa?

Ellos respondieron: «Haz como has dicho.» Abraham fue rápidamente a la tienda, donde estaba Sara, y le dijo: « ¡De prisa, tres medidas de harina! amásala y haz unas tortas.» Luego él mismo corrió al potrero, tomó un ternero tierno y bueno y se lo entregó a un muchacho para que lo preparara inmediatamente. Luego buscó requesón, leche y el ternero ya cocinado y se lo presentó a ellos.

El se quedó de pie a su lado, bajo el árbol, mientras comían. Entonces le preguntaron: « ¿Dónde está Sara, tu esposa?» El les respondió: «Está dentro, en la tienda.» El otro le dijo: «Dentro de un año volveré por aquí, y para entonces Sara, tu mujer, tendrá un hijo.» Sara estaba escuchando a la entrada de la tienda, a la espalda del que hablaba. Abraham y Sara eran ancianos, bien entrados en años, y ella no tenía ya lo que le pasa ordinariamente a las mujeres.

Le llamarás Isaac ( Sonrisa de Dios )

Sara se rió, mientras pensaba: «Cuando yo estoy seca, ¿voy a tener placer, con un marido tan viejo?» Pero Yavé dijo a Abraham: « ¿Por qué se ha reído Sara? ¿Por qué ha dicho: Cómo voy a tener un hijo ahora que soy vieja? ¿Hay acaso algo imposible para Yavé? Pues bien, volveré a visitarte dentro de un año, y para entonces Sara tendrá un hijo y le llamarás Isaac ( Sonrisa de Dios ).» Sara trató de defenderse, pues tuvo miedo, y dijo: «Yo no me he reído.» Pero él contestó: «Cierto que te has reído.».

Juan XXIII se decía a sí mismo: “Ángelo no te tomes tan enserio”, debemos hacer todo como si dependiera de nosotros, pero sabiendo que todo depende de Dios

Los hombres se levantaron y marcharon en dirección de Sodoma, mientras Abraham los acompañaba para indicarles el camino. Y yo entendía de yavé: hay sarita, ¿crees que por vieja ya no puedes dar vida?, ¿crees que yo no puedo sacar de este cuerpo viejo y seco una descendencia como las estrellas del cielo?

Cree que por encima de todo y de cualquier manera se llevará a cabo el plan de Dios

hay sarita que risa que me das (Isaac), no te tomes tan enserio Sara, solo eres mi instrumento para mostrarle al mundo todo mi amor y mi poder, que nunca los he dejado solos, no te tomes tan enserio Sara, porque tú no controlas nada, ni tu biología, ni tu vida, ni el color de tu pelo, que ya esta blanqueando, por más que te lo pintes seguirá cambiando, disfruta cada minuto de la vida, ríe conmigo y mira lo que yo puedo hacer en ti y contigo, unida a mi lo puedes todo sin mí no puedes nada.

No te tomes tan enserio Sara y cree que por encima de todo y de cualquier manera se llevará a cabo mi plan, al final los dos reiremos juntos, daremos vida a multitudes en tiempos que nos crean estériles, hoy el mundo cree que Dios no puede hacer nada, que Dios murió, (Nietzsche) nada más alejado de la verdad, pobre humanidad que cree que todo depende de ella y no puede controlar los cambios climáticos que hicieron colapsar una central nuclear con todas sus seguridades y ahora solo sirve para el ecoturismo.

El resultado depende de Dios

pobre hombre no se da cuenta que está perdido sin Dios, que no controla nada, Juan XXIII se decía a sí mismo: “Ángelo no te tomes tan enserio”, debemos hacer todo como si dependiera de nosotros, pero sabiendo que todo depende de Dios, solo somos los lápices de Dios, que a veces le tiene que sacar punta y nos tiene que pasar por la cuchilla, debemos hacer todo como si dependiera de nosotros, pero sabiendo que dependen de Dios, así el resultado de lo que salga sabremos que viene de Dios y no de nosotros.

Si sale algo que no se nos ocurre que podría salir y pareciera mal, pues sabremos que no es así porque el resultado depende de Dios, yo solo hice lo que Dios me pidió y lo pongo en sus manos, rio con Dios por haber creído que de cualquier manera se hará su obra.

Solo eres mi instrumento para mostrarle al mundo todo mi amor y mi poder, que nunca los he dejado solos, no te tomes tan enserio Sara, porque tú no controlas nada, ni tu biología, ni tu vida


Sobre esta noticia

Autor:
Jorge Calderon (36 noticias)
Visitas:
2119
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.