Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Trump: Jaque al neoliberalismo

11/11/2016 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En su furor electoral el elegido Presidente estadounidense se decantó por acotar al corto plazo la continuidad de neoliberalismo, un rechazo que también cuenta con el respaldo del sector mas progresista del Partido Demócrata

Se puede argumentar lo que se  quiera, pero leyendo la política  desde la economía,   la interpretación sobre el  desenlace de los últimos comicios en USA  para nada hay que atribuirlo al efecto inducido en los electores por   las fantochadas  o  excentricidades  del candidato triunfador, pues la cosa excede el alcance de  sus improperios y hasta de sus comentarios misóginos.

La razón  de lo acontecido  hay  que circunscribirla al pánico  permanente  en el que reside una sociedad  en quiebra  por causa de las prácticas  de un anacrónico   neoliberalismo, que como  modelo económico imperante  no cesó de extender el descontento por  la protección prestada  desde el  oficialismo  político  que durante décadas toleró  los abusos  y la voracidad del sector financiero, quien  al margen de sus propios  intereses, a través de unas  prácticas exentas de toda ortodoxia mercantil  demostró su  total despreocupación  por la lesiva repercusión  de sus efectos en  lo que a  condiciones de vida de las mayoría social se refiere.

Cuando la clase política nacida  de las urnas, renuncia al  deber de defensa de sus electores para subordinarse  a los intereses económicos y a las directrices de los mercados,   el neoliberalismo, o ‘fundamentalismo del libre mercado’ toma función protagonista para derivar hacia  un capitalismo salvaje que no tiene mas objetivo que la búsqueda de las máximas ganancias, sin que ello repercuta en modo alguno en la creación de empleo   ni en el establecimiento y la  distribución igualitaria de la renta; pudiendo afirmarse por tanto  que su auge mas  que permitir mejores niveles de bienestar para una mayoría  de la población les conduce  a situaciones de desigualdad, desempleo y pobreza.

Dicho de otra manera,   actualmente los hombres y mujeres de países rendidos a la doctrina neoliberal, a la que los políticos adictos se empeñen en convertir  en una especie de sentido común de nuestro tiempo, viven expuestos a la amenaza económica laboral, social y ecológica del sistema, es decir, subsisten  bajo la influencia del  temor, la ansiedad y el desasosiego, una circunstancia extrema   que en el sacrosanto occidente euro-norteamericano ante el bloqueo del futuro de sus gentes, y la desatención  prestada por una "izquierda neoliberal" incapaz de comprender a la sociedad  y por tanto sin talante  para transformarla, hace que como causa de  frustración  se abra  la veda  política  a cazadores expertos en rentabilizar el descontento,   que fue justo la dinámica seguida por Donald Trump en su exitosa  ruta  a la Casa Blanca , a pesar de  mantenerse disociado del establishment y ser  su discurso contrario al consenso internacional de las élites. del poder y del oficialismo financiero

No es que los electores  de EEUU hayan sido abducidos por el «populismo» como interesadamente apuntan los cómplices de la situación,   sino que el motivo que favoreció el apoyo mayoritario a tan  extravagante candidato, ha  de localizarse en el propio fracaso del sistema neoliberal, cuya  mala praxis motivó que a cuantiosos millares  de estadounidenses el suelo se les hundiese  bajo los pies  por la situación de marginalidad  y desigualdad creada con las políticas aplicadas en la última década, que  por inducción, produjeron como hipotético "mal menor",  a su vez, un baile o realineamiento electoral de los afectados en justificada reacción y como apuesta  a la complejidad e impasse de su propio situación.

No es que los electores hayan sido abducidos por el «populismo» como insinúan los cómplices de la situación, sino que el apoyo a tan extravagante candidato, obedece al fracaso del sistema neoliberal

Sensibles avatares que un controvertido aspirante a presidente solo hubo  de incorporar al núcleo de su discurso  y maquillar con pinceladas de patriotismo  yanqui para la ocasión, una estrategia por tanto que además de reportarle rédito electoral, hizo que la tan cuestionada política neoliberal perdiese  fuelle en las urnas, y que el enfado de los votantes con la clase política tradicional y su oposición al continuismo de sus dinastías, facilitase que este polémico personaje, inesperadamente, sin tan siquiera  haber presentado un proyecto sólido y coherente de país  se convirtiese en el presidente número 45 de EE.UU.

Lo único que  no resulta demagógico en sus planteamientos, es su rechazo  a otorgar condición de éxito a la era neoliberal, pues lo cierto es que el neoliberalismo  mas allá de la interesada propaganda publicitaria, es una ideología  que está sobrevalorada  y viene a confirmar  por si misma que desde su implantación  en 1980, mas que caracterizarse por la generación  de  crecimiento económico y riqueza  funcionó  tan solo en beneficio  de los intereses de unos cuantos,   que contra viento y marea defienden a ultranzas  su continuidad a pesar de ser el factor causante  de  fraudulentos  escándalos mercantiles, cuyo rescate, supuso miles de millones de repercusión al erario público, además de ocasionar una abundante  profusión  de intolerables tragedias humanas.

 Un muerto  por tanto, que  a pesar de estarlo   desde  la crisis económica del 2008, tanto los mass media  como  los bancos y los políticos afines,    mantienen en su  empeño de resucitar y de  hacer  creer  a los  ciudadanos que los  miles de millones empleados  en su continuidad, lo fueron, por ser  la solución perfecta para lograr la estabilidad económica.

 Esperemos por tanto, que este arrebato electoral no se vea afectado por adscripción ideológica y partidaria, para rematar    al final tomando el itinerario de  retorno y vuelta  atrás 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
4313
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.