Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Ultras contra inmigrantes

18/06/2016 07:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El hombre que asesinó a tiros y cuchilladas este jueves a la diputada laborista británica Jo Cox, enfermo mental o no, era uno más del creciente número de ultraderechistas violentos que se oponen a la inmigración y a quien ordena abrirle las puertas, la UE.

Pero no son necesariamente ultraderechistas y xenófobos violentos los que piensan que inmigración incontrolada en Europa crea grandes bolsas de pobreza, sometidas a líderes que imponen normas medievales, e infiltra terroristas entre los refugiados.

Tampoco todos los que piensen como la asesinada son "progresistas": hay quienes defienden la inmigración porque es mano de obra barata, explotable, mansa, de la que se aprovecha una ideología y religión que sitúa a las mujeres en el siglo VII.

Aquí radica el debate sobre el futuro europeo, incluido el del Reino Unido. Muchos británicos y europeos en generan temen que esta situación impedirá mantener, por supuesto nada de mejorar, la cohesión social y la sociedad del bienestar conquistadas dolorosamente tras la II Guerra Mundial.

Esta sociedad, la más justa del mundo, fue moldeada por dos grandes ideologías democráticas, la socialdemócrata y la socialcristiana, que hoy representan los partidos socialistas y populares.

Angela Merkel, protestante democratacristiana, lamenta hoy su cristianísimo llamamiento a refugiados e inmigrantes.

Otros líderes son más reticentes a recibir ingentes números de ellos, a los que los contribuyentes nativos deben sostener con impuestos crecientes y pérdida de servicios sociales; muchos antiguos izquierdistas rechazan ya la inmigración y se unen a la ultraderecha.

Un peligro que intuyó el canciller antecesor de Merkel, el socialdemócrata Gerhard Schröder, que propuso crear en África centros de reunión --¿concentración?-- de inmigrantes para estudiar sus antecedentes y decidir si deberían ser aceptados en Europa.

Los progresís españoles calificarían hoy al socialista alemán de ultraderechista, facha, incluso de nazi.

-----

SALAS

image image


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2550 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
1884
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.