Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ssleirl escriba una noticia?

Vida sana

17/09/2009 10:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cultiva un huerto de verduras, y te alejaras de la sepultura" Las verduras y hortalizas son alimentos reguladores, porque su principal aporte lo constituyen minerales, vitaminas y fibra. Son nutrientes que regulan las reacciones químicas que se producen en el organismo

PROPIEDADES DEL APIO

El APIO ( Apium graveolens ) es una planta de la familia umbelíferas, a la que pertenecen plantas tan conocidas como el perejil o el hinojo. Natural de Europa y extremo Oriente Aparece como planta silvestre en muchos lugares húmedos y pantanosos. Como hortaliza se encuentra cultivada en muchos lugares del mundo. Hay referencias de su utilización como planta medicinal en la China y en la cultura griega y romana.

La planta silvestre se parece bastante al perejil. Al igual que este, sus hojas son compuestas, muy divididas y muy aromáticas. Las flores aparecen en umbelas y son blanco- verdosos. Las semillas se caracterizan por poseer 5 costillitas que la recorren a lo largo. El apio cultivado presenta hojas mucho más anchas y con foliolos menos divididos.

Por su porcentaje en agua - alcanza casi un 95 % - el apio se presenta como uno de los vegetales más ligeros, especialmente indicados para los que quieran perder peso. Cada 100 gr. de esta planta solamente poseen 16 calorías, por lo que podemos decir que se trata de uno de los vegetales menos calóricos y adecuados para las personas que tengan problemas de obesidad. Pero el poder del apio para eliminar " material sobrante " del organismo le viene dado, no solamente por su poca capacidad calórica, sino también por sus propiedades diuréticas. Este vegetal es uno de los principales diuréticos. Esta propiedad le viene conferida por su riqueza en aceites esenciales, especialmente abundantes en la semilla - fundamentalmente limoneno y selineno - y en la raíz - asparagina, un componente que aparece en abundancia en el espárrago, otro de los vegetales con gran capacidad para aliviar la retención de líquidos. Estos mismos componentes, aunque en menos proporción, también aparecen en las hojas. Así pues, si precisamos de una cura más drástica, podemos optar por realizar una infusión con las semillas secas, en una proporción de 1, 5 gr. por taza y beber 2 o 3 tazas al día. También podemos exprimir un par de tallos y hojas con la batidor y bebernos el jugo, combinándolo con la zanahoria, el limón o la manzana y siempre tendiendo en cuenta que la proporción de esta planta, al tener un sabor tan fuerte, debe ser de una cuarta parte con respecto al líquido total. Simplemente comiendo el apio, en combinación con otras verduras u hortalizas podemos comprobar como expulsamos mayor cantidad de orina que de lo normal, de manera que iremos perdiendo peso.

Además, el aceite esencial tiene propiedades antibacterianas con lo que, al mismo tiempo, que aumentarnos la micción, nos ayudará a combatir las infecciones de los riñones causadas por virus o bacterias. Además de eliminar el ácido úrico, será muy útil consumir esta planta a personas con sobrepeso, pero también a enfermos reumáticos, a los que tengan gota, a los diabéticos, a los que tengan piedras de riñón ( cálculos renales ), de vesícula o los tengan tendencia a desarrollar arenillas. Incluso puede ser muy útil para los enfermos de hígado, dado que al eliminar toxinas descargan este órgano que no tiene que realizar tanto trabajo para depurar la sangre. Sin embargo, hay que evitar la ingestión de este alimento en cantidades elevadas y la administración de tratamientos fitoterapéuticos en aquellas personas que presenten lesiones renales graves o aquellos que presenten inflamaciones en la vejiga. Igualmente, no resulta conveniente los preparados con apio durante el embarazo porque su contenido en apiina puede producir abortos.

Es muy rico en potasio que compensa y equilibra su elevada cantidad en sodio. Esta riqueza en sales, junto con la gran cantidad de aceites esenciales le otorgan un sabor muy particular que puede resultar un poco fuerte para aquellos que no estén acostumbrados a su consumo, pero que proporciona un toque muy original cuando se combina con otros vegetales. Este sabor tan particular, junto a sus propiedades estomacales justifican que deba formar parte de las ensaladas antes de las comidas más copiosas. Un buen plato de apio fresco con algo de cebolla, pimiento rojo y perejil, nos abrirá el apetito, ayudara a realizar la digestión al incrementar los jugos intestinales y expulsará los gases sobrantes. Por otra parte, tampoco hay que olvidar que el apio es un buen regulador intestinal que es capaz de aumentar los movimientos intestinales para ayudar a aquellas personas que sufren de estreñimiento y neutralizar el exceso de bacterias que es en muchos casos el responsable de fermentaciones y putrefacciones intestinales.

Sin ser de las hortalizas más generosas en vitaminas, posee una buena dosis de vitamina B1, B2 y B6 que le otorgan propiedades sedantes, así como propiedades beneficiosas para la vista, el pelo y los huesos. De igual manera algunos componentes de su aceite esencial - sedanólido y sedanona - parecen atribuirle las mismas propiedades. Su contenido en vitamina C es relativamente bajo.

Resulta muy conveniente para el aparato circulatorio. Comer con cierta frecuencia la planta tierna nos ayudará a rebajar el colesterol, eliminar el ácido úrico, combatir la hipertensión y evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares.

El apio se ha considerado un alimento muy adecuado para el buen mantenimiento de las relaciones sexuales. Se considera un buen afrodisíaco, al aumentar el deseo sexual e incrementar la potencia facilitando la erección del pene. La forma más fácil de conseguir estas propiedades es comer apio crudo en ensaladas.

Además de resultar un alimento muy conveniente, el apio se ha venido utilizando como planta medicinal desde la antigüedad. Entre otras podríamos mencionar las aplicaciones siguientes:

FITOTERAPIA

( Propiedades medicinales del apio)

Nerviosismo: Tiene un efecto tranquilizante de los nervios ( Decocción de 30 gr. de raíz seca por litro de agua. Tomar un par de vasos al día.)

Gota: Para rebajar el ácido úrico e impedir la aparición de la gota se pueden realizar infusiones de semillas en proporción de 1, 5 gr. por taza . Tomaremos un par de tazas al día.

Arritmias cardíacas : Para regularizar el ritmo cardíaco se pueden tomar unos 30 gr. de polvo de semillas, divididos en 3 tomas diarias.

Colesterol: Para rebajar el colesterol se puede ingerir zumo de la planta fresca.

Expectorante: Se utiliza para expulsar las mucosidades que se acumulan en el pecho como consecuencia de un proceso gripal, bronquitis, etc. ( Decocción de 30 gr. de raíz seca por litro de agua. Tomar un par de vasos al día.)

Estomacal: Abre el apetito ( Decocción durante media hora de 30 gr. de raíz por litro de agua. Tomar una tacita delante de cada una de las comidas principales del día )

Sedante- estomacal : Cura el dolor y previene los espasmos ( Infusión de 40 gr. de raíz por litro de agua. 2 tazas al día )

Uso externo

Vulnerario: Con propiedades para curar la heridas y favorecer su cicatrización ( Aplicación en forma de enjuague sobre la herida o llaga. Aplicar una cataplasma realizada con las hojas tiernas sobre la zona afectada)

Sabañones: Otra de sus propiedades externas es su capacidad para curar los sabañones ( Decocción durante 1 hora de 1/4 de kilogramo de planta por litro de agua. Realizar baños de pies con el líquido resultante durante 15 minutos 3 veces al día )

Enjuagues bucales: Muy adecuados para curar las llagas de la boca o problemas de las encías ( Machacar la planta seca y realizar un enjuague bucal )

Problemas de voz :con problemas de falta de voz ( afonía ) se pueden realizar gargarismos con la decocción de la planta tierna.

Uso interno

Composición del apio crudo por cada 100 gr.

Agua 94, 64 gr.

Energía 16 Kcal

Grasa 0, 14 gr.

Proteína 0, 75 gr.

Hidratos de carbono 3, 65 gr.

Fibra 1, 7 gr.

Potasio 287 mg

Sodio 87 mg

Fósforo 25 mg

Calcio 40 mg

Magnesio 11 mg

Hierro 0, 40 mg

Zinc 0, 13 mg

Vitamina C 7 mg

Vitamina B1 0, 046 mg

Vitamina B2 0, 045 mg

Vitamina B6 0, 087 mg

Vitamina A 28 IU

Vitamina E 0, 360 mg

Folacina 61 mcg

Niacina 0, 323 mg


Sobre esta noticia

Autor:
Ssleirl (7 noticias)
Visitas:
1424
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.