Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fran Laviada escriba una noticia?

La vida es un trayecto breve (Introducción).

22/02/2019 06:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Título de la obra: La vida es un trayecto breve

Nombre del autor: Fran Laviada

© 2018 Francisco Álvarez Arias

Todos los derechos reservados.

Franalvarez02@hotmail.com

Oviedo (España)

El copyright es propiedad exclusiva del autor y por lo tanto no se permite su reproducción, copiado ni distribución, ya sea con fines comerciales o sin ánimo de lucro.

Código de registro: 1802105745812 (SAFE CREATIVE)

" Todo cabe en lo breve. Pequeño es el niño y encierra al hombre; estrecho es el cerebro y cobija el pensamiento; no es el ojo más que un punto y abarca leguas".

(Alejandro Dumas)

25 historias cortas que son el reflejo de un resumen breve de la existencia humana. Unas se inspiran en la realidad. Otras son inventadas. Y en todas se mezclan la fantasía y lo verdadero en proporciones desequilibradas según el relato.

Unas están más cerca de la comedia y otras del drama, pero todas cuentan con la suficiente dosis del imprescindible sentido del humor, ya que sin él, estamos perdidos, y si somos conscientes de que la vida es un trayecto breve, hemos de aprovechar el tiempo al máximo para sonreír, ya que lo contrario, es un lujo que un ser humano no se puede permitir.

Soy un simple locutor de radio de una humilde cadena, y todas las noches (menos la del domingo, porque tengo derecho a descansar, como cualquier hijo de vecino) me pongo al micrófono para contar una pequeña historia (entre otras cosas, porque hay que hacer de todo, como dar noticias o de vez en cuando hacer entrevistas, pero contar historias es lo que más me gusta de mí trabajo, porque todas salen de mí imaginación, son cien por cien mías, y eso las hace ser diferentes, mejores o peores, pero diferentes), bueno, algunas son más largas que otras, pero ninguna, puede llegar a aburrir (esa es por lo menos, la intención), por lo menos en cuanto a su extensión se refiere.

Siempre, a la una en punto de la madrugada acudo a mi cita diaria con mis radioyentes. Esos que me siguen desde hace tantos años. Son pocos pero fieles. Gente variopinta que en muchos casos, no tiene nada en común, salvo el gusto por nadar en las ondas, esa es mi gran satisfacción, poder llegar a toda clase de público, y quizá ese sea mi pequeño mérito y también mi gran (humilde) éxito.

Mantener pegados con su oreja a la radio, desde jóvenes a gente mayor, que no vieja, sin distinción de sexo, raza o clase social. Muchos currantes, más, que están en el paro (aunque los que mandan, siempre nos quieren hacer creer otra cosa), y otros que se tocan las narices, porque pueden y les apetece, aunque ese no es mi problema, lo mío es entretener, al que lo necesite, soy una especie de buen samaritano, aunque no le doy de comer al hambriento, ni de beber al sediento, tan solo procuro combatir el aburrimiento (me ha salido un pareado) de los que sufren el tedio de la cansina rutina diaria, cuando menos, la mitigo, y ya es mucho, así que me puedo dar con un canto en los dientes cuando lo consigo. Otros aburren a las piedras y ganan mucho más que yo, tan solo por hacer el tonto, y además por la tele, para que el ridículo se note más, pero bueno, ese es otro tema, yo soy un hombre de radio, no de pequeña pantalla.

Eso es lo bueno, llegar a todos los oídos. Aunque no soy ninguna estrella, algunos se lo creyeron y acabaron estrellados, es lo que tiene el ego, que va poco a poco apretando y al final asfixia. Siempre oí, que el halago excesivo debilita, pues a algunos, los dejó KO.

Sencillamente soy un modesto locutor, ni tan siquiera tengo buena voz, incluso a veces me trabo y tartamudeo, pero esa imperfección es la que determina mi propio estilo y me hace ser diferente, y ahí sigo, al pie del cañón guiado por mi vocación auténtica que me ha mantenido años y años fuerte frente a la adversidad, inasequible al desaliento, e irreductible ante el fracaso.

Mi nombre es Pancho Arizona, así me conocen, poco importa cuál es mi nombre verdadero y este es mi programa "La vida es un trayecto breve" desde Radio Existencia en el dial 100.1 de la FM, esta es una nueva emisión, ya he perdido la cuenta de las que llevo, y aquí están mis historias. Unas inspiradas en la realidad y otras inventadas. Unas en tono de comedia y otras más dramáticas, pero todas con sentido del humor, porque si falta, estamos perdidos.

En definitiva, retales de vida, para pasar el rato, o para pensar, incluso descubrir, lo que muchas veces tenemos delante de los ojos, pero que no vemos, porque vivir es un viaje rápido de recorrido corto, aunque pueda durar muchos años, en definitiva, cosas de la muchas veces sorprendente existencia humana (o inhumana, que de todo hay).

Espero que disfruten otra noche con lo que les voy a contar, y un día más, encantado de compartir sus sueños en la madrugada...

Fran Laviada


Sobre esta noticia

Autor:
Fran Laviada (515 noticias)
Fuente:
fran-laviada.mozello.es
Visitas:
757
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.