Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Deportes escriba una noticia?

Vóley-playa, la esencia de Rio de Janeiro en los Juegos Olímpicos

05/03/2015 12:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Los pies descalzos sobre la arena caliente de Copacabana, el sonido del mar y el Pan de Azúcar de fondo: este será el idílico escenario que acogerá las competiciones olímpicas de vóley-playa en los Juegos de Rio-2016.

En Brasil, el 'volei de praia' es algo muy serio. Creado en Estados Unidos, este deporte alcanzó su esplendor en las playas cariocas.

Con el objetivo de hacerse con la hegemonía mundial sobre arena, los mejores jugadores brasileños de vóley-playa se enfrentaron la semana pasada a sus rivales estadounidenses, y conquistaron el oro en la categoría masculina y femenina.

El torneo, que atrajo multitudes hasta las gradas instaladas frente al célebre hotel Copacabana Palace, se celebró en el lugar del futuro estadio olímpico, una estructura temporaria que será montada en la arena.

Brasil y Estados Unidos se reparten dos tercios de las 30 medallas que dejaron las cinco ediciones olímpicas en las que estuvo presente el vóley-playa: 11 para Brasil (2 de oro, 6 de plata y 3 de bronce), y nueve de Estados Unidos, aunque muchos más títulos para los norteamericanos (6 de oro, 2 de plata y 1 de bronce).

Es por ello que el Comité Olímpico Brasileño cuenta con este deporte como una de las disciplinas "vitales" para alcanzar su gran objetivo en 2016: meterse entre los 10 primeros del medallero. En casa, el país organizador tiene la determinación de llevarse el pleno de medallas de la playa.

- El Pelé de la playa -

Todo comenzó en 1996 en Atlanta, donde el vóley-playa ingresó en el programa olímpico. En Estados Unidos, Jackie Silva y Sandra Pires lograron la primera medalla de oro femenina de la historia de Brasil.

image

"Cuando conseguí el oro con Sandra, nuestro deporte explotó literalmente en Brasil. Yo ya había participado en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, en 1984, en la selección de vóleybol, y entonces no podía imaginar que regresaría 12 años después, y menos en la playa", cuenta Silva.

Más sobre

Los éxitos olímpicos hicieron proliferar las 'escolinhas' (pequeñas escuelas) en la arena que proponen cursos de vóley para todos los públicos. Ahora se ven postes para instalar redes a cada 50 metros de playa.

Una de las 'escolinhas' más emblemáticas de Rio fue creada precisamente por su majestad el 'Rey Pelé' de la playa. Nacido como Robenildo Quintino Alves, Pelé comenzó su carrera en el mundo del vóley como recogedor de pelotas de Adriana y Mónica, la pareja que se llevó la plata en Atlanta-96, tras perder la final contra Jackie y Sandra.

Vendedor de bebidas en la playa de Ipanema desde que tenía diez años, Pelé logró graduarse en Educación Física en la universidad y, tras mucho esfuerzo, acabó por fundar su propia escuela de vóley-playa.

"El vóley evolucionó mucho en estos últimos 15 años y cada medalla olímpica ha contribuido a nuestro reconocimiento", recuerda sonriente este jugador 48 años.

"Como es un deporte al aire libre, la gente disfruta jugando en la orilla de la mar. El vóley es como el fútbol, se puede practicar a todas las edades", añade.

- Vóley-terapia -

Y no va a ser Renato, un jovial jubilado de 63 años, quien diga lo contrario.

"Hace un año que juego y percibo la diferencia, me ayuda a cuidar la salud. Es más que una cancha de vóley, esto es un gimnasio al aire libre", celebra este vecino de Copacabana.

El vóley-playa gana adeptos también entre los jóvenes que aprendieron a jugar en sala, como Paula, de 28 años, que fue miembro del equipo del Flamengo en su adolescencia.

"Esto me cambia el día. Juego en la arena, con este paisaje magnífico y gente súper simpática, y después me baño en el mar. Una buena agua de coco para refrescarme, y ya estoy lista para trabajar. ¡Esto es calidad de vida!", se entusiasma la joven.

La playa es, además, uno de los pocos puntos de encuentro entre clases sociales de este gigante país minado por las desigualdades.

"En mi proyecto social recibía a niños que venían tanto de los barrios nobles como de las favelas. Dos mundos se encontraron de una forma muy natural. Los niños que llegaban a la playa en auto con chófer empezaron a jugar con los que tomaban el bus", resalta Jackie.

Ricos o pobres, de 7 a 77 años, miles de brasileños ya se han dejado seducir por el encanto del vóley-playa, que espera tomar otra dimensión en los Juegos-2016.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Deportes (10610 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
4367
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.